Segmentación en publicidad

La segmentación es una práctica que permite delimitar y alcanzar únicamente al público deseado (target). Conoce cómo aplicarla y aprovecharla.

Por definición, la segmentación es una práctica que permite delimitar y alcanzar únicamente al público deseado (target). El concepto en realidad surge del estudio de la economía. Tanto en la teoría económica como dentro de la publicidad, segmentar el mercado se refiere a dividir al público general por características como son edad, gustos, intereses, ubicación geográfica, etc. 

¿Por qué es importante?

Seleccionar a las personas con las características específicas que conforman al comprador ideal permite a las empresas hablarle directamente a la gente adecuada en el momento correcto. Es decir, aquellas personas que comulgan con los ideales de una marca y con sus productos, son los clientes potenciales.

Desde la teoría económica, la publicidad trajo a su mundo la idea de separar los mercados por niveles socioeconómicos. Antes de la era digital, el poder adquisitivo era una de las principales formas de dividir a la audiencia, pues era la manera más directa de identificar a un cliente potencial. Sin embargo, también se podían abordar audiencias a través de medios y programas, de acuerdo a la edad y horario.

Hoy en día existen aún más formas de segmentar y además, no es necesario elegir solo una. Se pueden identificar varias características para llegar cada vez a un mercado cada vez más específico. 

Tipos de segmentación

Los tipos de segmentación más utilizados son:

  • Geográfica: Desde el país y ciudad, hasta un radio específico. Encontrar a los clientes dependiendo de su ubicación es útil para asegurar que puedan llegar al local, por ejemplo. Además, las áreas de un mapa pueden indicar intrínsecamente también el nivel socioeconómico y actividad de sus locatarios.
  • Demográfica: Sexo, edad, educación, estado civil, perfil laboral. Todos estos rubros permiten decantar los posibles usuarios de ciertos productos o servicios.
  • Intereses: Es quizá una de las segmentaciones más importantes desde el boom de la publicidad digital. Con la implementación de Big Data, es posible encontrar personas con intereses exactos o relacionados con productos o servicios al estudiar sus hábitos de compra. 
  • Por día y horario: ¿Cuándo está conectado tu público? Ya sea en el mundo digital o en el de medios tradicionales (tv, radio), se pueden identificar públicos dependiendo de la hora en que consumen un producto audiovisual. 

Gracias a las herramientas digitales como las cookies, es posible segmentar también por los clics pasados. Es decir, si un usuario ya se interesó en cierta marca, producto o tema y dio clic sobre el anuncio, podemos seguirlos a través de su navegación y continuar mostrándoles el producto. A esto se le llama remarketing y permite acompañar a las personas que se quedaron a la mitad de un proceso de compra, ya sea en una tienda específica o que hayan estado cotizando algo. 

Una buena segmentación permitirá llegar al público comprador con mayor precisión y menor costo. Para ello, es vital conocer a esa audiencia ideal. Tanto tus compradores como tus seguidores actuales tienen mucha información que se puede utilizar para encontrar a sus similares.

¿Necesitas ayuda? Nosotros podemos ayudarte. Contáctanos.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.