¿Qué es el marketing ecológico?

imagen representativa de marketing ecológico para blog en t7marketing

Green marketing, Ecomarketing, marketing verde, marketing ambiental o marketing ecológico. Todos estos términos se refieren a lo mismo: la estrategia comercial que destaca las características o beneficios medioambientales de un producto o servicio. Esto puede verse desde el lado del propio producto, que utiliza insumos reciclables o en sí es reciclable, o que la empresa opera de un modo ecológicamente consciente. 

La plusvalía de la ecología

El marketing ecológico pretende atraer la atención de los consumidores preocupados por la sustentabilidad e incentivar la preferencia de clientes cuya elección no está predeterminada. El objetivo es hacer de este aspecto una propuesta de valor que incline a la audiencia a favor de la marca, en el sentido de decisión de compra o simplemente de imagen.

Dicho de otro modo, el cliente comprometido con el cuidado del planeta elegirá el producto de la marca que reconozca como más verde. Mientras que el cliente aparentemente indiferente, tome en cuenta el factor “verde” dentro de la decisión, siempre y cuando el precio no aumente demasiado. 

Algunos estudios sostienen que el sobrecosto que el consumidor regular decide pagar por un producto de características semejantes, pero hecho de manera responsable alcanza el 10%. 

Compromiso real

Lo importante es comunicar a la audiencia las conductas con beneficios ambientales que la empresa lleva a cabo. Estas comienzan por una concientización sobre la realidad y consecuencias del calentamiento global, y la generación y el manejo de los residuos sólidos no biodegradables. En concreto, son empresas que cumplen con la mayoría de estos requisitos:

  1. Manufactura de productos reciclables o reutilizables a largo plazo

2. Productos libres de materiales tóxicos o dañinos para la capa de ozono

3. Empaque reciclable o al menos biodegradable

4. Procesos de fabricación y distribución con huella de carbono reducida al mínimo. 

A estos requisitos se suma la predilección por las energías renovables (solar, eólica, geotérmica), la fabricación local, el manejo responsable de desechos y la colaboración con otras empresas igualmente comprometidas.

Cabe destacar que el compromiso de estas empresas se vuelve tangible, serio, y confiable mediáticamente una vez que se someten a las certificaciones nacionales e internacionales en materia. Por ejemplo:

  • NOM (Norma Oficial Mexicana)
  • ISO (International Organization for Standardization)
  • Certificaciones privadas
  • Certificaciones gubernamentales como sellos de SEDEMA (Secretaría del Medio Ambiente) y PROFEPA (Procuraduría Federal del Medio Ambiente)

Los beneficios de una operación responsable ambientalmente son indudables para el planeta y la especie humana. Además de que en el panorama actual, resultan prácticamente obligados. Y, como beneficio extra, las empresas que adoptan esta actitud y la comunican adecuadamente, pueden ver un gran aumento en ventas y posicionamiento positivo.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.