Marketing auditivo

¿Alguna vez has escuchado una canción o tonada y automáticamente se te viene a la mente un producto o una marca? Este es el enfoque del marketing auditivo.

Imagen representativa para blog de marketing auditivo en t7marketing

El diseño de sonidos característicos

¿Alguna vez has escuchado una canción o tonada y automáticamente se te viene a la mente un producto o una marca? Este es precisamente el enfoque de un concepto conocido como marketing auditivo, la asociación distintiva entre un elemento sonoro y una marca o producto. Este elemento representativo es el análogo auditivo del slogan o del logotipo de una marca, por lo que se le denomina marca sonora o branding sonoro.

La marca sonora se logra a través de un largo camino de repetición, ya sea a través de campañas publicitarias (principalmente para productos) o de su inclusión continua en un espacio audiovisual (programas, películas y podcasts). 

Existen una gran variedad de elementos auditivos que se emplean para esto, así como de canales de asociación al producto. A continuación repasamos las principales. 

Logotipo sonoro o audiologo

Un audiologo es un sonido corto y preciso que complementa la identidad de una marca desde el aspecto de sonido. Este se repite cada que se activa o utiliza un servicio o producto. Por ejemplo, el sonido que se reproduce al abrir una computadora mac o que encontramos en todos los comerciales de AT&T.

Jingle

Un jingle es una canción corta o acorde, compuesto (o en ocasiones adaptado) específicamente para la publicidad de productos. Dichos productos van desde objetos y alimentos, hasta programas y películas, o inclusive campañas políticas. 

El concepto de jingle ha sido utilizado como elemento de marketing por muchos años. Sin embargo, hoy en día resulta más común emplear canciones existentes (hits de cultura pop). Este es uno de los motivos por el que los jingles son considerados elementos del pasado, por algunas personas. Por lo tanto, su uso depende del target y preferencias de la marca. 

Claim

Este concepto se refiere al slogan de una marca, pero transmitido a través del habla. En este caso, la frase o slogan (cantado o hablado) suele ir acompañado por un una tonada corta, o por notas o sonidos puntuales y concisos. 

El claim sonoro, parte del marketing auditivo, suele emplearse en publicidad audiovisual y videomarketing. Un ejemplo muy conocido es el “Me encanta” de McDonalds.

Cortinillas

Las cortinillas son segmentos cortos con elementos sonoros (para podcasts o programas de radio) y visuales (en el caso de televisión y cine), que indican el inicio/salida de un programa. Aunque también se pueden emplear como transición entre secciones dentro de un mismo programa. Su objetivo, en cualquier caso, es el mismo:  asociar la cortinilla con el programa o sección específica. De esta manera, el consumidor sabe qué esperar. 

Cabe mencionar que estas no deben ser confundidas con el soundtrack o tema introductorio de una serie, específicamente. 

Banda sonora y efectos especiales

Uno de los conceptos esenciales del teatro y el cine es el mise-en-scène o puesta en escena, que se refiere al arreglo y coreografía de todos los elementos visuales y sonoros en una escena. En esta área, la extensión auditiva se compone de soundtrack o banda sonora y efectos especiales. Ambas partes están compuestas o diseñadas específicamente para cada película o serie de tv.

En algunos casos, cierta canción o elemento sonoro es usado repetitivamente tal que se asocie con un personaje o situación. Incluso sucede con programas completos y tiene el mismo efecto que el marketing auditivo.

Algunos ejemplos representativos de esto son: el sonido característico al inicio del programa de La Ley y el Orden o antes de cualquier programa en la plataforma de streaming Netflix.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.