Landing page: el aterrizaje a tus dominios

Imagen decorativa

En nuestros últimos artículos hemos mencionado de manera reiterada la noción de inbound marketing, que es el conjunto de estrategias de mercadotecnia que buscan atraer sutilmente a los consumidores hasta convertirlos en clientes.

Estas acciones van desde el marketing de contenidos y el SEO, hasta el email marketing y la gestión de redes sociales. Mediante todos estos canales es posible llamar la atención de los usuarios y, poco a poco, invitarles a probar los servicios y artículos que ofrece nuestra marca. 

¿Qué es una landing page?

Imagina que, navegando las redes sociales, te encuentras con un anuncio de tu marca favorita promocionando el lanzamiento de un producto nuevo. Normalmente este tipo de publicidad contiene un link para brindarte más información. Si le dieras clic a ese enlace, serías redirigido a una página especial (precisamente, una landing page) donde encontrarías todo lo que necesitas saber sobre este nuevo producto y cómo adquirirlo.

En palabras más técnicas, una landing page es una página web dentro de un sitio web, desarrollada especialmente para recibir a los visitantes y convertirlos en prospectos de ventas (leads). La información que brinde la landing page debe ser clara y concisa, ya que representa el esfuerzo definitivo para provocar la conversión. Es decir, para que el consumidor realice la compra (conversión directa) o para que comparta sus datos de contacto (conversión indirecta).

Una landing page tiene que ser efectiva, más que narrativa. Tu sitio web completo tiene toda la información de tu marca y productos. Una landing page es únicamente para establecer contacto con clientes potenciales. Para ello debe contar únicamente con tres elementos:

  1. Título y subtítulo

Que transmitan claramente la propuesta de valor de lo que ofrece la marca. Una empresa que nos muestra un claro ejemplo de este rubro es Uber. Su landing page lleva como título “Aprovecha el tiempo libre para generar ganancias”. Mientras que el subtítulo es tan sólo la frase “Conduce con la app de Uber”. La combinación de ambos elementos forma una invitación atractiva para que el visitante a la landing page se sume a la compañía.

  1. Formulario

El objetivo principal de una landing page es establecer contacto con clientes potenciales de manera directa. Para ello, siempre debe haber un formulario que solicite únicamente la información que te sea útil. El nombre y correo electrónico son vitales. Pedir el teléfono puede ser de interés dependiendo del tipo de empresa que seas y de cómo es tu funnel de ventas. Asimismo, puedes incluir una lista para seleccionar el servicio sobre el cuál requieren información, por ejemplo.

  1. Call to action

Convence al visitante de realizar la acción que le conviene a tu marca en esta campaña, ya sea una compra, un registro o una descarga. Para ello, utiliza una invitación con palabras o un botón como “Conoce más”.

Una landing page suele ser la página que recibe a las personas que dieron clic en una campaña en Facebook o Google. Tienen un propósito específico y, si hay varias campañas atacando diferentes niveles de interacción, puede haber varias landing pages, cada una con información diferente. Recibe la asesoría que necesitas de los expertos de T7marketing para crear campañas y landing pages que aumenten tus ventas a corto plazo. ¡Contáctanos!

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.