¿Qué información tienen Facebook y Google de nosotros?

Parece que las plataformas digitales saben mucho de nosotros. Sin embargo, no es que nos espíen sino que analizan muy bien la información que les damos.

foto de pantalla con términos y condiciones representa blog sobre información en t7marketing

¿A quién no le ha pasado? Platicas de tus planes con alguien y al entrar a Facebook e Instagram, te sale un anuncio relacionado con eso. Al respecto, mucha gente ha especulado sobre si nuestros teléfonos nos escuchan. Y sobre si Facebook y Google, entre otras empresas, utilizan esa información.

No son los teléfonos, son los hábitos

La mentira más grande del siglo XXI es “He leído y acepto los Términos y Condiciones”. Al abrir una cuenta en alguna red social, un correo electrónico, o al entrar a un sitio web, decimos que sí a todo cuando salen las ventanitas “molestas”. 

Por ejemplo, en la película “Jexi” hay una burla a ello. El personaje principal compra un teléfono nuevo y la Inteligencia Artificial que controla el teléfono le pregunta si acepta los términos y condiciones. Cuando el protagonista dice “Sí, sí, lo que sea”, la IA le responde “Estúpido”. Jexi plantea aquí lo que los expertos en Big Data saben bien: la gente no lee los términos y condiciones y los acepta sin saber qué está aceptando. 

En esa aceptación ciega, y al permitir que las cookies de los sitios en que navegamos se instalen, estamos generando una cantidad de información explotable por los titanes de la comunicación. Las cookies se instalan para saber qué computadora navega en qué sitios y con qué frecuencia.

En Google

Tu historial de navegación es la mina de Big Data para Google. Ahí se guarda qué páginas has visitado, cada cuánto, desde dónde (tanto dispositivo como ubicación vía GPS). ¡Es un mapa completo de tu transitar por el mundo digital! Y gracias a ese mapa, la empresa sabe qué anuncios te van a interesar y los manda a tu bandeja de entrada y a tu contenido sugerido.

Si entras a tu historial de navegación, en la configuración, puedes gestionar la actividad. Ahí verás toda la información que se está recopilando acerca de ti.

Sin embargo, lo que da “miedo” es que los asistentes personales del celular, estén escuchando todo el tiempo. Esto es falso. Es una cuestión de permisos. Si al bajar una aplicación aceptas que tenga acceso a tu micrófono, entonces tú le estás dando permiso. Pero no todas las aplicaciones usan esta función.

En Facebook

Ya se ha hablado antes de la cantidad de información que gestiona Facebook. No solo directamente, sino a través de brokers informáticos. El mayor escándalo, perfectamente relatado en el documental de Netflix The big hack (“Nada es personal”), es el de Cambridge Analytica. Ahí se habla de la obtención de información a través de juegos y apps de terceros que acceden a los perfiles de esta red social para hacer un perfil digital y poder manipular a la gente.

Desde ese escándalo, ocurrido en el periodo electoral de hace cuatro años, Facebook ha trabajado mucho para asegurar la seguridad de la información y restablecer su buen nombre. Sin embargo, recientemente se supo que Facebook obtiene información de todos los sitios que permiten loguearse con la cuenta de esta red social. Así, toda aplicación o sitio que pide registrarse a través de Facebook, le comparte información al titán digital. 

Estas se conocen como “Integraciones comerciales”. Puedes revisarlas en tu configuración de Facebook. Asimismo, puedes eliminarlas o editar lo que pueden ver o no.

Imagen tomada de Facebook: Integraciones comerciales.

Todo esto está pensado para hacer publicidad “a la medida” del usuario y llegar al público objetivo de ciertas marcas. No se trata de que te identifiquen entre una multitud, sino que la misma información te pone en grupos específicos que son utilizados para hacerte llegar información que te parezca relevante.

Cómo limitar la información que damos

La única verdadera forma de dejar de dar información, sería dejar de utilizar los medios digitales. Eso sería muy complicado, pues ya son una herramienta de uso diario. Sin embargo, sí hay manera de limitar la información que se recopila. Algunas medidas son: 

  • Leer los términos y condiciones. Esto puede ser muy pesado, pero vale la pena.
  • Limpiar el historial de navegación, incluyendo cookies, una vez a la semana.
  • No guardar contraseñas en tus aparatos.
  • Revisar la Integración comercial en Facebook y deshabilitar la información entre plataformas.
  • Evitar sincronizar aparatos con tu cuenta de gmail.

No se trata de ser paranoico. Se trata de ser un ciudadano digital consciente de lo que está recibiendo y de lo que se está dando a las grandes plataformas de información. 

Como mencionamos anteriormente, los titanes digitales recopilan esta información con el objetivo de que las marcas y agencias tengan las herrmientas para hacerle llegar anuncios pertinentes a las audiencias. Sin embargo, no se trata solo de tener la información, sino de saberla analizar y utilizar.

En T7marketing sabemos hacer exactamente eso, lo que nos permite optimizar tu presupuesto para que obtengas más y mejores clientes.

Contáctanos y has crecer tu negocio.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.