El lado humano de las empresas

Las crisis a cualquier nivel son grandes oportunidades para las empresas de mostrar su lado humano y aportar un extra a su comunidad.

Medidas humanitarias de las empresas ante el COVID-19

La crisis mundial que estamos atravesando desde inicios del 2020 debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19) es un fenómeno sin precedentes. Ha cambiado la forma en que convivimos, estudiamos, trabajamos y actuamos como sociedad. Y, aunque es un hecho que la contingencia será resuelta tarde o temprano, es difícil precisar cuándo terminará el confinamiento y cuándo podremos reanudar actividades de manera “normal”. 

Debido a esto, las empresas alrededor del mundo han tenido que innovar para ver por su bienestar y el de sus empleados en los aspectos económico y de salud. Permitir que los empleados laboren desde su casa ha sido la alternativa que la mayoría de las empresas “de oficina” ha tomado. Mientras que las que necesitan empleados  de manera presencial, han aumentado sus medidas de seguridad y prevención. Tal es el caso de las empresas de mensajería y supermercados. Este tipo de acciones son lo que llamamos el lado humano de las empresas, el lado que se preocupa por otra cosa que vender.

Por ejemplo, Apple decidió seguir pagando a todos sus empleados sin importar su presencia en las plantas. En un comunicado oficial, la marca de la manzana explicó lo siguiente: “Todos nuestros empleados contratados por hora continuarán recibiendo sus pagos según las operaciones habituales. Hemos expandido nuestras políticas de licencias para hacer frente a circunstancias de salud personales o familiares relacionadas con el COVID-19, como la recuperación ante una enfermedad, el cuidado de seres queridos enfermos, el cumplimiento de la cuarentena obligatoria, o el cuidado de niños debido al cierre de los establecimientos educativos”.

De igual manera, marcas mexicanas han mostrado su lado humano. Por ejemplo, la cadena de supermercados Chedraui decidió entregar apoyo alimentario (despensas y productos básicos para el hogar) a todos sus trabajadores de la tercera edad. Además, los mandó a casa con sus salarios cubiertos. Asimismo, decretó que todas las trabajadoras embarazadas o en lactancia, así como aquellos trabajadores que pertenezcan a un grupo especialmente propenso al contagio, gozarán de un mes de descanso con goce de sueldo

Otro caso es el de la cadena restaurantera Grupo Hunan, la cual decidió cerrar todos sus restaurantes, como muchos otros. Sin embargo, con el fin de mantener a sus empleados,  se aseguró de tener todas las herramientas para operar de una forma óptima en modalidad a domicilio. Se aliaron con plataformas de Rappi y UberEats para facilitar la entrega de sus productos, e incentivaron la compra con atractivos como 10 % de descuento en takeout y entrega gratuita a un radio de 2 km de los restaurantes. Además, la compañía decidió destinar el 100 % de las utilidades en este tiempo a todo el personal de Grupo Hunan. 

Publicidad sensible a la pandemia

Aunado a esta preocupación a nivel interno, muchas empresas han decidido mostrar su lado humano al involucrarse con la comunidad utilizando su estatus y posicionamiento para el bien común. Esto lo han hecho de muchas maneras, tanto tangibles como abstractas. Por ejemplo, varias marcas rediseñaron sus logotipos para demostrar la sana distancia. 

Otras, han modificado sus anuncios publicitarios para mostrar sensibilidad ante la situación o  para servir como campañas de concienciación. Por ejemplo, la cadena de comida rápida KFC decidió retirar todos los anuncios en donde la gente apareciera lamiéndose los dedos después de comer. De forma similar, la marca de desodorantes Axe, quitó sus anuncios que mostraban a varias personas utilizando mascarillas para combatir el mal olor. 

Por otro lado, algunas han tomado acciones más directas como Grupo Modelo que utilizó sus plantas para hacer gel antibacterial. Otras empresas han prestado sus camiones para el transporte de material médico. Mientras que otras han adaptado sus fábricas para la elaboración de cubrebocas o batas. 

Dos pájaros de un tiro

Lo más interesante de que las empresas muestren su lado humano es que también les beneficia a nivel marca. Parte de la elección de los clientes por una marca u otra está en qué tan identificados se sienten con ella. Es decir, si concuerdan con sus valores y su imagen. 

Así, una marca que da un extra a nivel comunidad, sin afán de vender, lleva las de ganar. Si ves que cierto porcentaje del precio de un producto se destinará a una buena causa, es más probable que lo compres. 

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.