¿Por qué cambia el contenido de las plataformas de streaming entre países?

La demanda y los derechos de autor hacen que el catálogo de las plataformas de streaming sea diferente entre países. ¿Qué implica esto?

Las plataformas de streaming más populares apenas empezaron a hacerse populares hace diez años (Spotify, Netflix), y parece que cada año sale una nueva (HBO GO, ClaroVideo, Apple Music, Disney+, etc.). Así, es difícil recordar cuando tenías que ir a Blockbuster a rentar películas o ir a una tienda de discos para escuchar los nuevos lanzamientos. Ahora hay una plataforma para cualquier tipo de contenido disponible. Solo necesitas un dispositivo con internet.

Sin embargo, no todo de estas plataformas de contenido on demand es positivo. De inicio, el contenido que se encuentra ahí no es tuyo. Puedes escuchar la discografía completa de tu artista favorito un día y al siguiente encontrar que ya no está en la plataforma. Puedes guardar el acceso a tus películas favoritas en tu “lista”, pero cuando llega la hora te das cuenta de que ya no está. 

Otro inconveniente, que es el más discutido por los usuarios es que el contenido disponible cambia entre países o entre plataformas. Por ejemplo, en Estados Unidos lloraron el 31 de diciembre de 2019 porque Friends se despedía de Netflix US. Sin embargo, en México aún podemos verla en Netflix. O en redes sociales vemos que The Office está en Netflix UK pero en México la encontramos solo en Amazon Prime. 

Esto puede causar confusión para quienes tienen amigos en el extranjero o para quienes deben encontrar la cuenta correcta de Netflix en Twitter para saber los próximos lanzamientos en el país correcto.

Derechos de autor en la era del streaming

Estas diferencias de catálogo tienen dos razones principales. Primero, los derechos de autor y sus permisos de uso se manejan por país. Segundo, el mercado de cada país es diferente, por lo que hay una demanda diferente de contenido. Por ejemplo, una película que fue un éxito en Brasil quizá no sea tan interesante para el público en Irlanda. 

Las plataformas entienden esto y a sus audiencias a la perfección. Así, una plataforma como Netflix puede optar por pagar para transmitir un título en un país en el que sabe que tendrá éxito, mientras que deja en segundo plano las negociaciones de esta misma transmisión en otras regiones. Además, estas negociaciones se entrelazan con la publicidad que se le dedica a un programa o película en cada país. 

Lo mismo sucede con las plataformas de música. Las disqueras saben bien en qué países tienen éxito sus artistas. Por lo tanto, es su decisión negociar con las plataformas de streaming en dónde es más rentable que su música esté disponible. Por otro lado, a veces a los artistas tienen diferentes disqueras representantes por país, lo que hace las negociaciones aún más complicadas. 

El streaming nos ha hecho la vida más fácil y cómoda. Sin embargo, en este tema, los usuarios nos quedamos con una pregunta eterna, ¿qué plataforma de streaming nos conviene más?

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.