Combinar marketing digital y tradicional

Conoce por qué las empresas necesitan combinar marketing digital y tradicional para asegurar el mayor impacto que lleve a mayores ventas.|Conoce por qué las empresas necesitan combinar marketing digital y tradicional para asegurar el mayor impacto que lleve a mayores ventas.|Conoce por qué las empresas necesitan combinar marketing digital y tradicional para asegurar el mayor impacto que lleve a mayores ventas.|Conoce por qué las empresas necesitan combinar marketing digital y tradicional para asegurar el mayor impacto que lleve a mayores ventas.|Conoce por qué las empresas necesitan combinar marketing digital y tradicional para asegurar el mayor impacto que lleve a mayores ventas.

Una estrategia integral llevará a tu negocio a alcanzar sus metas

La sociedad actual está marcada por la digitalización. La mayoría de la publicidad y marketing está enfocada en campañas dirigidas al medio digital. Incluso las compañías que pensaban que el Internet era una moda se han dado cuenta de su relevancia y potencial. Así, el marketing digital llegó para quedarse. A fin de cuentas, cada día aumenta el número de personas que se encuentran en línea.

Sin embargo, eso no significa que el marketing tradicional haya muerto. Si bien hay estrategias que ya son obsoletas, los medios tradicionales tienen aún gran impacto y valor. Según el Instituto Federal de Telecomunicaciones, a finales del año pasado existían 20.5 millones de suscriptores de televisión de paga. Mientras que el radio sigue siendo el medio de comunicación más consumido en México. Es por eso que lo que las empresas necesitan es combinar marketing digital y tradicional.

El talento de complementar el marketing digital con el tradicional

El marketing digital tiene muchas virtudes. Entre las más notorias están su rapidez de retroalimentación y su capacidad de medición. Sin embargo, hay aspectos que no puede reemplazar. El humano tiene 5 sentidos y los impulsos que llegan a través de cada uno de ellos forman una experiencia completa. De ahí que se necesiten ambos tipos de marketing. Lo digital nunca podrá impactar de la misma manera que una muestra gratis, por ejemplo.

Por otro lado, cada público tiene su medio favorito. Por ejemplo, la generación millennial ya es nativa digital, pero aún aprecia la lectura de revistas impresas y periódicos. Asimismo, cada producto o servicio tendrá un impacto diferente en cada canal. Al implementar una estrategia que utilice marketing digital y tradicional, se llegará a ambos tipos de audiencia. De esta manera, se tendrá un mayor impacto, posicionamiento, clientes potenciales y ventas.

Lo más importante es aclarar que el marketing digital y el tradicional no son opuestos ni son excluyentes. De hecho, uno complementa al otro y se alimentan entre sí. Pero ¿cómo combinarlos?

Existen muchas maneras de hacerlo. Las herramientas que se usen dependerán de lo que se quiera lograr. Por ejemplo, una excelente manera de dar a conocer un nuevo sabor es publicarlo en redes sociales. Eso asegurará que el público sepa de su existencia. Mientras que una promoción que regale una muestra en la compra de otro producto asegurará que el público lo pruebe. De esta manera, el cliente ya tendrá toda la información necesaria para decidir si comprar el nuevo producto o no.

También se puede trasladar una estrategia de marketing tradicional al mundo digital. Por ejemplo, los eventos y activaciones son presenciales. No obstante, se pueden llevar a la red mediante una transmisión en vivo. Y, para generar interacción, los asistentes pueden publicar su experiencia en sus propias redes sociales identificándolas con un hashtag.

 

Una campaña de marketing exitosa es aquella que utiliza la combinación ideal de estrategias (tanto digitales como tradicionales) para lograr tus metas.

¿No sabes cómo integrarlas? ¡Contáctanos!

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.