5 errores de marketing que cometen las empresas

Así como la sociedad y tendencias cambian día a día, el marketing, sus herramientas y estrategias también. Conoce los errores más comunes.

Buen marketing = más ventas

El éxito de una campaña de marketing depende de su planificación, la cual depende de objetivos bien planteados basados en conocimiento del mercado y negocio. Esto es especialmente cierto para las pequeñas empresas, ya que ya usualmente tienen un bajo presupuesto. Y esto significa, poco chance de error.

No obstante, muchas veces las empresas no tienen las respuestas a las preguntas más básicas, lo cual repercute de manera negativa en sus esfuerzos de venta y publicidad. Los siguientes son los errores más comunes y por los cuales su marketing está perdiendo dinero.

  1. Tratas al marketing como un gasto y no como una inversión

Un gasto es algo que pierde valor con el tiempo, mientras que una inversión te da más valor a futuro.  El propósito del marketing es que tu marca sea vista por más personas y que tengas más clientes. Cuando las empresas empiezan a tener problemas financieros, lo primero que suelen reducir es el presupuesto para marketing. Esto, en lugar de ayudarles, les afecta; no les permite mantener su flujo de clientes y mucho menos aumentarlo. El marketing es un catalizador que impulsa el crecimiento y posicionamiento en el mercado.

  1. No sabes quién es tu público

No importa qué tan bonito sea tu logotipo o qué tan atractivas sean tus campañas; si estás segmentando equivocadamente, estás tirando tu dinero a la basura. Si simplemente tienes una “idea” de quienes son tus clientes en lugar de tener datos duros y claros, puede que no estés tan perdido, pero tampoco estás aprovechando tu dinero al máximo.

Para asegurar que tu público real te encuentre, necesitas conocerlo y comprenderlo. Lo mejor sería que supieras qué edad tienen, sus intereses, su nivel económico y su ubicación. Este perfil hará más fácil pensar como ellos para encontrar las cosas que les atraen.

  1. Actúas con intuición en lugar de evidencia

Si no realizas ningún seguimiento, no puedes saber qué funciona y qué no. La retroalimentación es tu mejor herramienta para mejorar y ofrecer algo realmente atractivo. El rendimiento de tus campañas, los clics, las reacciones en redes sociales, así como los comentarios y quejas que te hagan son tu mejor arma. Los datos te darán ventaja.

  1. No conoces ni te comparas con tu competencia

Hay mucho que puedes aprender de tu competencia. Algo muy importante es establecer qué te hace diferente y qué te hace mejor que ellos. Tus diferenciadores son una de las claves para atrapar la atención de tu público. Si pierdes un cliente y se va con otra marca, ¿sabes por qué lo hizo?

Haz encuestas de satisfacción, ve con tu competencia y actúa como cliente. Compara y piensa como cliente. ¿Qué les falta a ellos que tú puedas ofrecer?

  1. Te niegas al cambio y a intentar cosas

Las rutinas nos ayudan a administrar nuestro tiempo y ser lo más productivos posible. Sin embargo, las rutinas también pueden hacernos complacientes, y en el caso de los negocios, a estancarlos. La sociedad cambia un poco cada día y con ella las tendencias y gustos de la gente. Así, las estrategias de marketing también tienen que cambiar. La única forma de promover tu negocio es mantenerse en sintonía con tu público.

¡No tengas miedo de intentar cosas diferentes! O mejor aún, llámanos y nosotros usaremos todo nuestro conocimiento y experiencia para hacerlo por ti.

¡Contáctanos!

Comparte

Compartir en facebook
Compartir
Compartir en twitter
Twittear
Compartir en linkedin
Recomendar

Buscar

Descubre

Suscríbete

Recibe cada semana un artículo nuevo, consejos y noticias de marketing digital.